BDSM

 


¿QUÉ ES EL BDSM?

La sigla BDSM está compuesta por las iniciales de una serie de prácticas sexuales no convencionales como son, Bondage, Dominación Sumisión, Sadismo y Masoquismo.

Vamos a explicar en qué consiste cada una de ellas.

BONDAGE

bondage tienda erotica                                      bondage tienda erotica

Es todo lo relacionado con las ataduras, de cualquier tipo y con cualquier utensilio, bien sean cuerdas, cintas, correas, esposas, grilletes…, todo lo que conlleve inmovilizar al sujeto en cuestión.
Dentro del bondage aparece una técnica muy conocida de origen oriental, el SHIBARI, que es el arte de las ataduras y suspensiones con cuerdas y que no tienen por qué estar ligadas necesariamente al BDSM.

DOMINACIÓN / SUMISIÓN

Aquí es donde entraríamos en la verdadera esencia del BDSM, la relación D/s, Am@/sumis@, indistintamente del género.
Este tipo de relación se establece entre dos personas que de común acuerdo aceptan que una de ellas ceda el poder total y absoluto a la otra persona. Siempre de una manera pactada y consensuada de antemano, basándose en las normas de SSC (sensato, seguro, consensuado).
La persona que adopta el rol de sumisa establece unos límites tanto físicos como psíquicos, que la parte dominante debe respetar en todo momento.
Por éso se pacta entre ámbos una palabra de seguridad para que, si en un determinado momento de ofuscación, la parte sumisa considera que sus límites se están sobrepasando, pueda advertir a la parte dominante y parar radicalmente la ejecución de la práctica que se esté realizando.

Dentro de las relaciones D/s, las hay 24/7, es decir, el juego de dominación mental se aplica las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Así, la parte sumisa estaría a total disposición en todos los sentidos, de la parte dominante, SIEMPRE VOLUNTARIAMENTE Y TRAS HABERLO PACTADO entre los dos.

SADISMO Y MASOQUISMO

El sadismo es una conducta que requiere como condición indispensable, el sufrimiento del otro para lograr el placer sexual.
Por el contrario, el masoquismo es justo al revés, se trata de conseguir el placer sexual, al sentirse humillado y en una actitud sumisa, y recibiendo dolor bien sea físico y/o psíquico. Es decir, sentir placer a través del dolor.
Ni todas las personas dominantes son sádicas, ni todas las sumisas son masoquistas. Por eso es muy importante conocerse bien entre las dos partes para poder crear el binomio perfecto entre ambas y conseguir la confianza, seguridad y tranquilidad necesarias para que todo vaya bien y no haya ningún tipo de problema.
No olvidemos que la parte sumisa se entrega en cuerpo y alma a la parte dominante y debe tener y sentir la seguridad plena de que ésta va a velar por ella.
Existen numerosas prácticas que se realizan en las “sesiones” BDSM, cera, agujas, electroestimulación, fisting, suspensión, humillación, cesión o alquiler, etc. etc. pero de eso hablaremos en otra ocasión.

 

Esther Dentro de Ti la tienda erótica más cercana.

0
    0
    Productos añadidos
    Su carrito está vacioVolver a la tienda