fortalecer el suelo pélvico

Objetivo: Fortalecer mi Suelo Pélvico

Compartir

¿Qué es el Suelo Pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Como todos los músculos de nuestro cuerpo es muy importante tenerlos fuertes y elásticos para prevenir dolencias pélvicas futuras. y, no te confundas, es fundamental tanto en mujeres como en hombres. De hecho se han observado grandes beneficios en aquellos que  tienen dolor pélvico y problemas de erección o eyaculación. 

Pero centrémonos en nosotras, las féminas.

¿Qué beneficios se obtienen?: 

  • Tener una musculatura pélvica y vaginal facilitará el parto y evitará los desgarros. 
  • Se consigue o reduce considerablemente la incontinencia urinaria, producida sobre todo por los embarazos y partos, y también por el peso de los órganos sobre el suelo pélvico, con el paso del tiempo.
  • Evitar el prolapso (descenso o caída de un órgano interno) de útero, órganos o vejiga.
  • Incrementar el placer sexual, tanto tuyo como de tu pareja, al tonificar todos los músculos vaginales.

Lo más sencillo para ejercitar el suelo pélvico es realizar los clásicos ejercicios de Kegel diseñados para incrementar fuerza y resistencia, evitando así la incontinencia urinaria y mejorando la calidad de las relaciones sexuales. Pero también se aconseja complementar con los entrenadores específicos de suelo pélvico, como las bolas chinas 

¿Qué son? 

Las bolas chinas, a pesar de lo que muchos creen, NO son un juguete erótico, aunque puedas usarlas como tal, pero voy a advertirte de que las bolas chinas NO proporcionan placer. De hecho, sobre todo al comenzar a utilizarlas, incluso resultan molestas y pueden causar agujetas (recordad que estamos sobre estimulando un músculo).

Su uso de forma habitual y continuada (no sirve de nada usarlas esporádicamente) proporcionan importantes beneficios en las relaciones sexuales, aumentando notablemente el placer

¿Cómo usarlas?

Las bolas chinas se introducen en la vagina como si fueran un tampón, dejando el cordón por fuera. Para una inserción más cómoda es recomendable usar un lubricante a base de agua así facilitamos su introducción.

Al estar de pie por la fuerza de la gravedad, las bolas chinas tienden a descender. Ahí es cuando el suelo pélvico se contrae, evitando así, que la bola china se caiga.

De esta manera, casi sin darnos cuenta (salvo que tu suelo pélvico esté muy debilitado y debas centrarte en la contracción) estamos fortaleciendo nuestro suelo pélvico.

Lógicamente, no sirve de nada colocárnosla y tumbarnos en el sofá, debes realizar tu actividad cotidiana, caminar, realizar tareas del hogar, hacer deporte suave, todo con ellas puestas y de esta manera tu suelo pélvico estará ejercitándose de forma involuntaria.

Ya he advertido que al principio y en función de la fuerza de tu musculatura pélvica, puede que el hecho de estar de pie pueda resultarte incómodo. En este caso, puedes empezar haciendo los ejercicios tumbada y tirar del cordón para notar cómo descienden

¿Cuál es la mejor para mí?

Existen de muchos tipos y debemos elegir dependiendo de la calidad de nuestro suelo pélvico y del uso que le vayamos a dar.

Si tienes de menos de 30 años y no has sido mamá, se entiende que tu musculatura pélvica está fuerte, por lo que puedes usar unas bolas chinas de menor tamaño y un peso mayor (hasta 101gr).

Pero si eres mayor de 30 años, con varios partos a tus espaldas o incluso, en los casos más avanzados, si tienes prolapso uterino o desprendimiento de órganos, tu musculatura será débil o muy débil.

Por lo tanto te recomiendo el pack de entrenamiento pélvico que incluye bolas de diferentes pesos que vas alternando a medida que vas adiestrando la zona. De esta manera ejercitas tu suelo pélvico progresivamente.

Por supuesto, también hay entrenamiento pélvico con bolas chinas con vibración que incluye un curso de entrenamiento controlado con app móvil.

¿Cuánto tiempo debo llevarlas puestas?

Para que la musculatura pélvica se vaya adecuando es aconsejable no llevarlas mas de 12 y 15 minutos (recuerda que al principio te pueden causar agujetas), más adelante podrás usarlas entre 30 y 45 minutos.

Lo ideal es que consigas no darte ni cuenta de que las llevas puestas. Eso significa que tu zona pélvica va cogiendo fuerza y resistencia

Pero lo que sí que es muy importante es ser constante, utilizarlas todos los días, pues ningún entrenamiento de ninguna zona de tú cuerpo resulta eficaz si no se lleva una cierta disciplina.

Con el tiempo y con el objetivo cumplido, con usarlas una vez a la semana a modo de mantenimiento sería suficiente.

Esther Dentro de Ti la tienda erótica donde encontrarás los últimos juguetes eróticos.

0
    0
    Productos añadidos
    Su carrito está vacioVolver a la tienda