aftercare(0)-tienda erótica

¿Qué es el Aftercare?

Compartir

¿Qué es el Aftercare?

Podemos definirlo como el cuidado y la atención que sigue tras una sesión entre dominante y sumis@.

Muchas veces la intensidad de las sesiones puede ser extrema e incluso puede producirse algún tipo de acontecimiento traumático o mentalmente desafiante. Se pueden llegar a ignorar límites establecidos previamente a la sesión.

Sumis@s que disfrutan de ser maltratados pueden llegar a un punto en el que el abuso ya no es placentero y esta situación puede provocar resentimientos hacia el dominante. Por lo que se hace imprescindible un cuidado posterior y sin excusas tras cualquier sesión BDSM.

El aftercare es un momento para recuperarse del desgaste físico y emocional que se pudo haber sufrido durante la sesión, tanto dominante como sumis@, no olvidemos que ambos están involucrados en la relación y por consiguiente los dos pueden sufrir experiencias negativas durante la sesión.

Por eso es en el aftercare donde la relación se hace más fuerte ya que incrementa el compromiso, la lealtad y la seguridad hacia el otro.

Puede ocurrir que durante una sesión BDSM se rememoren recuerdos o traumas que se creían olvidados y que de repente salgan a flote, por ello es importante que estas situaciones se hablen en pareja y si es necesario buscar ayuda profesional para evitar que se convierta en un problema mayor.

¿Cómo lo realizamos?

Para llevarlo a cabo se deben quitar todas las ataduras o elementos de castigo que se hayan utilizado. Se deben limpiar las heridas y curarlas si fuera necesario. Vestir al sumis@ para que se encuentre en la misma situación de igualdad hacia su dominante.

Si a los dos os agrada podéis bañaros juntos sin ninguna connotación erótica.

A continuación se deben incluir preguntas que respondan a lo sentido y experimentado durante la sesión: ¿Te hicieron daño las cuerdas? ¿Cuál fue la mejor parte? ¿Te has asustado?

Preguntar qué fue satisfactorio y qué no o lo que la pareja considere relevante.

Cuidarse de la parte sumisa tras una sesión, no significa que la parte dominante pierda autoridad, todo lo contrario, es sacar su lado protector hacia su sumis@.

¿Qué NO debe hacerse?

No es que el aftercare sea algo obligado. Dependiendo de la intensidad de la sesión será más o menos necesario. Pero nunca está de más preocuparse por el sumis@ y hacerle sentir querido/a, que vea que nos sentimos orgullosos/as de él/ella.

Volver al estado anterior a una sesión a veces cuesta, y pasar de un estado de excitación extrema a la vida “normal” requiere de tacto por ambas partes.

Nunca es aconsejable intentar tener un momento de aftercare si se tiene prisa, ya que rompe el momento y puede hacer sentir a alguno de los dos como un objeto sexual.

Lo que siempre hay que comprobar es si ha habido heridas graves y tratarlas si fuese necesario.

 Existe gente a la que los abrazos y las caricias les incomodan, por lo que es mejor buscar alguna forma en la que ambos os sintáis cómodos, relajados y sea sinónimo de caricia-complicidad-compañerismo-amor… lo que necesitéis sentir en vuestra relación.

Al día siguiente suele agradecerse una llamada telefónica, un mensaje, una nota personal, una flor o una visita para expresar la gratitud de la

complicidad. Esto tranquilizará al sumis@ y hará que le vea de forma más

responsable y madura.

(Recuerda que en nuestra tienda puedes encontrar todo lo necesario para practicar BDSM con total seguridad)

aftercare(0)-tienda erótica

Esther Dentro de Ti la tienda erótica más cercana.

0
    0
    Productos añadidos
    Su carrito está vacioVolver a la tienda