La Eyaculación Femenina

Compartir

Dentro de la sexualidad de la mujer, la cuestión de la eyaculación femenina, o squirting, es algo sobre lo que muchas mujeres y hombres tienen grandes dudas:

-¿por qué sucede?, ¿de dónde sale el líquido?,  ¿por qué sólo algunas mujeres lo hacen y otras no? etc.

La eyaculación femenina se produce por las glándulas de Skene.

Situadas entre el conducto uretral y la cara anterior vaginal, que segregan un fluido que expulsan a través del conducto urinario.

Este fluido está compuesto por suero sanguíneo conteniendo sodio, creatinina, una enzima llamada fosfotasa ácida prostática FAP, la proteína PSA, glucosa, fructosa y también arrastra trazas de orina.

Al expulsar el líquido por la uretra, muchas mujeres identifican la sensación anterior a la eyaculación con la sensación de querer orinar.

Y bloquean el proceso por pudor o vergüenza, pero si al sentir esa sensación no se bloquea el proceso, se producirá la eyaculación.

La mejor forma de estimular este proceso es a través del punto G, una zona algo más rugosa situada en la cara anterior de la vagina a 5 centímetros de altura.

Si al estimular este punto bien con las manos, con algún instrumento o con la penetración masculina se experimenta esta sensación de “querer orinar” estamos en el buen camino para poder experimentar la eyaculación.

También podemos ayudarnos con algún producto que sensibilice el punto G, como «Lluvia de Amor», de la prestigiosa firma de cosmética erótica Shunga.

Crema estimulante Punto G Lluvia de Amor

La eyaculación femenina es algo muy variado en función de cada mujer.

Muchas mujeres tienen estas glándulas muy poco desarrolladas por lo que no pueden eyacular.

De las que lo hacen, algunas tienen este reflejo muy asociado al orgasmo, pero otras pueden eyacular sin tener un orgasmo asociado a ello.

Unas tienen una gran facilidad para estimular estas glándulas y otras necesitan una mayor presión y tiempo de estimulación para hacerlo.

Por lo que hay mujeres que no pueden evitar eyacular, otras que pueden controlar si hacerlo o no y otras que no pueden hacerlo.

Además, la cantidad de líquido y la forma de expulsarlo es muy variable.

Algunas expulsan el líquido de forma suave como una cascada, otras expulsan un chorro con mucha potencia, algunas van expulsando pequeños flujos consecutivos y otras expulsan una gran corriente continua, etc.

Por lo general las mujeres que experimentan la eyaculación suelen expresar un gran placer y sensación de liberación aunque no todas sienten la misma sensibilidad.

Por lo que es algo muy subjetivo y podemos decidir qué importancia tiene para nosotras en nuestro placer sexual.

Así pues, el tema de la eyaculación femenina es algo muy personal y no debemos intentar alcanzarla como un objetivo, ni considerarnos normales o no en función de que la tengamos.

Sino descubrir nuestra sexualidad única y personal.

Sobre todo, lo importante es poder explorarnos sin complejos y no obsesionarnos por lograr eyacular ni avergonzarnos porque suceda.

Es importante educar también a la pareja en que esto es un proceso muy normal, para que cuando se experimente no haya verguenza por la reacción del otro y bloqueemos un proceso que puede ser muy placentero si se sabe normalizar.

Esther Dentro de Ti la tienda erótica donde encontrarás los últimos juguetes eróticos.

0
    0
    Productos añadidos
    Su carrito está vacioVolver a la tienda