¿SABES COMO ELEGIR UN CINTURON DE CASTIDAD?

Compartir

¿Sábes cómo elegir un cinturón de castidad?

Uno de los objetos más utilizados en BDSM es sin duda el cinturón de castidad masculino, las llamadas «jaulas para el pene» pero, ¿sabes cómo elegir un cinturón de castidad?

Aquí te lo explico:

La tortura más recurrente de toda Ama a su sumiso es la tortura genital. Tener el poder absoluto del placer de su sumiso, decidir cuándo, cómo y dónde va a permitirle tener una erección y masturbarse, es la mayor satisfacción que ambos pueden experimentar. Ella al tener el control y él al cedérselo.

Para eso se utilizan los cinturones o jaulas de castidad. Existen muchos modelos en el mercado, de diferentes materiales según el uso que se les vaya a dar.

Lo primero a tener en cuenta es si vamos a tener posesión de la llave y si no es así, cuánto tiempo vamos a tener que llevarlo puesto sin quitarla.

Si se nos va a permitir quitarla una vez al día para poder asearnos, podría ser de cualquier material, incluido el cuero, ya que, al no tener que ducharnos con ella, no se va a estropear con el agua. Aunque, éso sí, hay que tener en cuenta que al orinar puede absorber el olor si se impregna de alguna gotita de orina así como de sudor.

Tenemos también las de silicona:

Estas son ideales por varios motivos. Primero porque son ligeras y se llevan «cómodamente» bajo la ropa sin notarse demasiado. Segundo, porque la silicona es un material lavable, se puede mojar sin problema, se seca rápidamente y no retiene fluidos. Y tercero, porque muchos modelos, aparte de llevar candado con llave disponen también de fichas de plástico para que, en caso de necesidad, pueda abrirse sin problema y liberar el miembro. Pero no vale hacer trampa y si nuestra Ama nos permite usar ese sistema debemos comprometernos a no abrirlo salvo en casos extremos.

Similares en cuanto a características están las de ABS:

jaula-castidad-trasparente(4)

También son ligeras, lavables, llevan varios orificios para el aseo y para ir al baño y también pueden llevar ficha aparte de candado. Y al estar fabricada completamente en ABS (incluidos los anillos de ajuste) son ideales para que no se dispare la alarma de detectores de metal en las fiestas, festivales y hasta en aeropuertos.

Por último nos centraremos en las tradicionales, las de metal:

Son las más utilizadas y las más «incómodas» por su peso. También son las más difíciles de esconder ya que su tamaño y rigidez se aprecia bajo la ropa. Se pueden utilizar bajo el agua y suelen tener varias aberturas para que el miembro respire, se pueda asear e incluso tratar con crema hidratante si fuese necesario.

En cualquier caso, siempre es aconsejable utilizar lubricante (base agua si usamos las de silicona) antes de colocarla y a diario, a través de las aberturas o si se nos permite quitarla para hacerlo, ya que así evitaremos roces y escoceduras que con el uso prolongado son inevitables.

Con la jaula puesta no podrás tener erección pero una vez liberado el miembro, el placer es inexplicable, muy muy intenso. Pero tampoco hay que excederse en el tiempo, ya que la retención excesiva del semen en los testículos puede provocar algún problema. Como siempre decimos en BDSM, los juegos han de ser siempre SSC, sensato, seguro y consensuado.

Espero haber resuelto tus dudas y que tengas más claro cuál de estos cinturones de castidad es el que te interesa. Sobre todo piensa bien en el uso que le vas a dar a la hora de elegir el material. En tu tienda erótica más cercana tienes muchos más modelos.

Esther Dentro de Ti la tienda erótica donde encontrarás los últimos juguetes eróticos.

0
    0
    Productos añadidos
    Su carrito está vacioVolver a la tienda