Siesta de Verano

Compartir

Relato Nº 2 de la Primera Edición del Concurso de Relato Erótico «DENTRO DE TI»

Siesta de Verano

Son las 14 horas, de un día de verano, me voy a la siesta de verano.

Desnuda, tapada por una sábana.

Habitación en penumbra.

Sueño que estoy caliente. Unas manos frías recorren mi espalda.

Van cayendo gotas de un líquido en mi espalda.

Las manos se deslizan por la espalda hasta mis nalgas, suben, bajan.

Suavemente, se pierden entre mis piernas, rozan mi ano, bajan hasta mi pubis.

Separo mis piernas para que sigan.

Los dedos largos y expertos acarician mi sexo.

Cada vez estoy más caliente, pido más, ronroneo.

Noto un dedo juguetear con mi ano, se desliza suavemente dentro de
él.

Pido más. Siento oleadas de placer. Me corro.

Las manos me voltean, me ponen un antifaz. Más excitante.

El aceite chorrea por mi cuerpo, mi piel arde. Masajean suave.

Pellizcan mis pezones, los muerden, tiran de ellos, se ponen tiesos.

Una oleada de placer me recorre, chorreo. Mi respiración está
alterada, jadeo, gimo.

Me besan la boca, las manos vuelven a mi cuerpo, se deslizan dando
paz.

Y esos dedos juegan en mi sexo, acarician los labios, hacen
circulitos lentos en mi clítoris.

Uff provocando de nuevo una nueva excitación.

Quiero más. Abro mis piernas, me arqueo.

Necesito sentir esos dedos dentro….. dentro de mí.

Siento un fuego intenso, entran tres.

Primero suaves luego fuertes. Me corro varias veces.

Caigo en un sueño profundo.

Despierto. Antifaz a mi lado, aceite en la mesilla.

No ha sido un sueño. Sigo mojada. Rozo mis pezones y me corro.
Qué placer. Feliz siesta de verano.
Piojis

Esther Dentro de Ti la tienda erótica donde encontrarás los últimos juguetes eróticos.

0
    0
    Productos añadidos
    Su carrito está vacioVolver a la tienda